top of page

YA NO NOS QUEDA NI PORTUGAL


Hubo un tiempo en que, tras meterle cuatro chicharros a Dinamarca, se oía en Madrid aquello de: ‘Butragueño, presidente!’. Y yo creo que ahí empezó a desmadrarse todo, a mediados de los ochenta.

En aquellos años locos, nos metíamos de todo. Y no como ahora, que no nos dejan meternos de nada. Y, claro, le atizamos a todo lo que se menea.

Si es que vamos unos contra otros. Venga a arrearnos cachiporrazos, que parece que nos han sacado de las pinturas negras de Goya.

Si estará jodido el asunto, que ya ni podemos decir aquello que chillábamos, entre birras y petardos, en los conciertos de Siniestro Total: ‘Menos mal que nos queda Portugal’. Pues, sí, hermanos. Ya, ni eso.

Más acerca de mi percepción de este disparate llamado España.

14 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page