TIEMPO DE PANDEMIA: ENTRE TUTORIALES Y TREPAS CON CARNET


Sin espera no hay placer. Y sin éste no hay tutía. Lo malo es que hemos acortado los plazos, como si esto fuera la vacuna del coronavirus. Y seguimos empeñados en acabarlo todo deprisa y corriendo. Somos la hostia, lo queremos todo para ayer. Y así no hay quien pueda. Por eso, y porque enseguida nos cansamos, ya no quedan profesionales. También se extinguen, como el español en media península, esos artesanos que se tiraron un porrón de años mamando el oficio. Primero, como aprendices; luego de peones; después siendo oficiales. Para, después de mucho bregar, acabar ejerciendo de maestros. Pero ahora lo solucionamos todo con un tutorial de youtube. Esa plaza cibernética donde un tío con don de gentes nos dice lo que tenemos que hacer. En un mundo donde un ministro con cartera, pero con menos títulos que el equipo de mi barrio, te asegura que vivirás de puta madre si confías en su democracia. Y le votas a él, claro. Por ello, hoy los niños quieren ser influencer y abrir un canal en youtube. Para hacer el chorra todo el santo día y que compremos su moderno crecepelos. Con una fecha de caducidad, esa sí, que debería ser para antes de ayer. Igual que la de tanto trepa con carnet de partido.



6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo