QUE TODO CAMBIE PARA QUE TODO SIGA IGUAL


‘Nada va a ser igual’. Lo vengo escuchando desde hace casi un año. Y si nos ponemos puristas, de un día para otro, nada lo es.

A ver... Yo, por ejemplo, antes de sudar la camiseta, soy uno. Y al salir de la ducha, otro tío distinto. ‘Como nuevo’. Ahí está la cosa.

Que sí, la vida es una sucesión de momentos. Un partido de Copa en el que todos somos el Alcoyano. Porque, aunque nos demos una alegría cada cuanto, el primo de zumosol siempre nos acaba recordando que no somos nadie.

Y ahí quiero llegar. Porque nada es igual que ayer y, sin embargo, la mayoría seguimos en un bucle donde, como escribió Lampedusa, todo cambia para que todo siga igual.

5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo