EL CENIZO ES MÁS ESPAÑOL QUE UN MURCIANO DEL BARCA


El cenizo es un tío entrañable. Un ser para el que yo reclamo un placa en cada ciudad. Qué digo, una calle, un bulevar, el parque más pintón. Un programa en la Sexta. Algo.

El cenizo, igual que la leyenda negra, es más español que un murciano del Barca. Y le debemos un homenaje diario. Con un par.

Porque un cenizo te anuncia que el barco se puede hundir y, oye, acabas en la sima de las Marianas. Con el cenizo es que te vas al abismo, de cabeza. Pero, todo hay que decirlo, es solidario por un tubo. Y, como aquel desodorante, nunca te abandona.

El cenizo te dice: ‘para qué juegas, si no te va a tocar’. Y te asegura: ‘ese curro no es para ti’. También te advierte: ‘no bebas, que te van a hacer soplar’. Y claro, no te toca un chavo, el curro se lo lleva otro y la Guardia Civil te coloca de marrón. Y tú con cara de idiota y menos puntos que el Huesca.

En cambio, el gafe, que es más malo que un dolor, ése te hunde en la miseria. Y el muy jeta se va de rositas. Por eso, ahora que caigo, hay tanto gafe en la política.

6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo