EL ÉXITO NO TE PERTENECE, SE COMPARTE


El verdadero éxito consiste en compartir las pequeñas victorias. Ésas que te hacen seguir adelante y pensar que aún queda mucho por recorrer.

El éxito auténtico es no tener miedo al fracaso. Por supuesto, avanzar y seguir haciéndolo. Porque estás seguro de que caminas por el sendero correcto. Pero nunca lo intentes solo.

El éxito personal se alcanza cuando aprendes que no te pertenece sólo a ti.

Tu éxito, no lo olvides, es el de aquellos que te quieren. Disfrútalo, sí. Pero hazlo con ellos. Porque, de otra manera, tu éxito se acabaría convirtiendo en un fracaso más.

7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo